HISTORIAS DE SABINER@S | “Ahora que los sentidos sienten sin miedo…”

01

Hola, somos Daniela y Sebastián, de la ciudad de Treinta y Tres, Uruguay.

Desde el comienzo de nuestra historia de amor, hasta el día de hoy la hemos recorrido identificándonos con muchísimas de las canciones del gran Maestro Sabina, al que tanto admiramos, siempre más con una en especial…pero permítanme comenzar desde un principio: “…A los ojos verdes como aceitunas que robaban la luz de la luna de miel de un cuarto de hotel, dulce hotel…”

Entre idas y vueltas todo comenzó un 7 de mayo de 2009…en casa de unos amigos nos presentaron…tras días de desencuentros…por fin!…nervios entre un par de locos. Él con toda su locura, sus chistes y su simpatía a flor de piel…yo con mi vergüenza, y sin saber lo que podría venir…entre risas y charlas nos dijimos las primeras líneas “…no hay nada prohibido…pero no vayas a enamorarte…”.

Y seguimos “y bueno que hacemos?” – me dijo Sebastián. Segura de mi, le contesté que a mi novio no lo dejaría…él, irónico y arrogante me contesto que novia no quería…Y así esa noche “dejamos el pasado atrás, y arranco el coche…solo se vive una vez!”. Un par de fugitivos, él con un alma dolida, aprovechando el encuentro, tomándome como una más de su colección…yo viviendo el momento…teniendo una aventura, dando un poco de lo que siempre recibía: ”traición”. Sin saber, a oscuras nos juramos no ser más que una cita…horas nos bastaron para contarnos la vida…para ser sinceros y de a ratos un par de escritores relatando, lo que NO seríamos, pero en esa noche, en esas horas sin pasar nada más que besos…no nos dimos cuenta…que “lo malo de los besos es que crean adicción”.

Un día más llegó…sin poder decir que no, una noche más…un nuevo encuentro…esta vez para darnos cuenta que sería sin duda algo más que una aventura…Ese día nos dimos cuenta

que: “has detenido con un beso el reloj, a ti que me enfermas, a ti que eres mi envenenada medicina”.

Los días pasaron y en menos de una semana…una noche romántica festejando su cumple…se me escapo lo que tanto temía y jamás se lo había dicho a nadie, pues por nadie lo sentí: un “TE AMO”…y él “yo no quiero 14 DE FEBRERO, NI CUMPLEAÑOS FELIZ”, comenzó a desdibujarse completamente lo que habíamos pactado al inicio de nuestros encuentros. Comenzaba a notar que algo le estaba pasando a ese “desertor en la guerra, boxeador en Detroit, cazador en la India, marinero en Marsella, fotógrafo en Play Boy!”…que si le daban a elegir solía decir que “entre todas las vidas yo escojo la del pirata cojo con pata de palo, con parche en el ojo, con cara de malo, el viejo truhan, capitán de un barco que tuviera por bandera un par de tibias y una calavera.”

Lo que nunca quisimos, lo que siempre negamos, comenzó a suceder…más y más citas, mensajes, cartas…y la historia vuelta se nos dio: “sí queríamos domingos por la tarde, sí queríamos columpios en el jardín…quería que ese corazón cobarde muriera por mi…y matarme con él si se moría…”

Complicados ambos, ya no era chiste verlo y saberlo con otras, ya no era aventura para él, saber que yo estaba con otro…ese sabor agridulce, ese caminar sobre cuerdas flojas ya no era lo que queríamos que nos uniera…llantos, reclamos, idas y vueltas…peleas existenciales vinieron en muy pocos días…arrastrando gente ya no siendo solamente dos: “más triste que un torero al otro lado del telón de acero. Así estoy yo, así estoy yo, sin ti.”

Mientras él me juraba que: “De sobra sabes que eres la primera que no miento si juro que daría por ti la vida entera…” Pero yo sufría sabiendo que a cada rato “me engañaría con cualquiera, me cambiaria por cualquiera…”

“…Al milagro de los besos robados que en el diccionario de mis pecados guardaron su pétalo azul…”. Escapadas, viajes relámpago, solo buscaban más y más momentos para darnos cuenta que solo queríamos un poco de soledad compartida…queríamos ser nosotros…queríamos ser juntos! Con muchísimo miedo de matar a una persona…la dejé sufrir para así ser feliz…decidí dejarlo todo y arriesgarme a sumergirme en esa pasión, luchando dentro de un mar lleno de tiburones…decidí no escuchar a nadie…pues en las historias más bonitas siempre hablan de seguir al corazón…así fue como me arriesgué a dejar todo por ese famoso Casanova…parecía ser que de verdad se enamoró…parecía ser que de verdad me enamoré! Un día sin hablarme me basto, para darme cuenta cuanto me extrañaba! Entre idas y vueltas llegó una hermosa carta, la cual relataba nuestra historia, nuestra aventura a escondidas…que poco a poco comenzaba a dejar de serlo…la canción que mas describía nuestra historia:

“Ahora que nos besamos tan despacio, ahora que aprendo bailes de salón, ahora que una pensión es un palacio, donde nunca falta espacio para más de un corazón…

Ahora que las floristas me saludan, ahora que me doctoro en lencería, ahora que te desnudo y me desnudas, y, en la estación de las dudas, muere un tren de cercanías…

Ahora que nos quedamos en la cama, lunes, martes y fiestas de guardar, ahora que no me acuerdo del pijama, ni recorto el crucigrama, ni me mato si te vas.

Ahora que tengo un alma que no tenía. Ahora que suenan palmas por alegrías. Ahora que nada es sagrado ni, sobre mojado, llueve todavía. Ahora que hacemos olas por incordiar. Ahora que está tan sola la soledad. Ahora que, todos los cuentos, parecen el cuento de nunca empezar.

Ahora que ponnos otra y qué se debe, ahora que el mundo está recién pintado, ahora que las tormentas son tan breves y los duelos no se atreven a dolernos demasiado…

Ahora que está tan lejos el olvido, ahora que me perfumo cada día, ahora que, sin saber, hemos sabido querernos, como es debido, sin querernos todavía…

Ahora que se atropellan las semanas, fugaces, como estrellas de Bagdad, ahora que, casi siempre, tengo ganas de trepar a tu ventana y quitarme el antifaz.

Ahora que los sentidos sienten sin miedo. Ahora que me despido pero me quedo. Ahora que tocan los ojos, que miran las bocas, que gritan los dedos. Ahora que no hay vacunas ni letanías. Ahora que está en la luna la policía. Ahora que explotan los coches, que sueño de noche, que duermo de día. Ahora que no te escribo cuando me voy. Ahora que estoy más vivo de lo que estoy. Ahora que nada es urgente, que todo es presente, que hay pan para hoy. Ahora que no te pido lo que me das. Ahora que no me mido con los demás. Ahora que, todos los cuentos, parecen el cuento de nunca empezar.”

Cumplimos meses…y él no dejaba de enamorarme…la sorpresa más grande fue al sonar las campanas marcando un nuevo día…un enorme ramo de rosas y una mano q me guiaba hacia la ventana…me llevaba a descubrir que afuera…colgaba una gran pancarta que en ella decía: “cuando llegaron los llantos, ya estabas muy dentro de mi corazón” te amo!!!

02

Sin dudas fue la expresión de amor más maravillosa! Locura en marcha la llamarían todos…con solo 3 meses de conocernos, de pelearnos, de amarnos, decidimos bajo una borrachera de cena, pero muy conscientes: CASARNOS!!!. Era la manera más pura de sellar nuestro amor…sin duda alguna en un par de días nos encontrábamos en el registro civil, pidiendo fecha…queríamos que fuera un “7 de noviembre” el día de nuestra boda…por lo tanto un “6 de noviembre nos casaríamos por civil”. A pesar de amenazas, sustos y locuras por parte de quien dejé atrás para ser feliz…bajo custodia en la iglesia y en la fiesta…Nos casamos!!!

De ahí en más inseparables hasta el día de hoy!!! Tormentas si las hay…sí que han pasado. Pero cada día aprendemos a ser más sordos ante nuestros berrinches…más fuertes ante los ajenos…más nuestros ante los ladrones…

Ahora a 6 años de nuestro hermoso encuentro, nos mantenemos juntos en familia…novios, amantes, aventureros, amigos…es todo lo que somos…Nos acompaña en esta historia lo más
hermoso que sin dudas nos regalo nuestra historia divina…Nuestro hijo Santino…Ayyy Santino!!! Con sus tres añitos y comenzando la búsqueda de un segundo ser…tan nuestro como nuestra historia…No quisimos dejar de sellar nuestra hermosa historia…Totalmente huracanada con esa gran letra de Sabina que sin querer es nuestra historia…para jamás olvidarla ahora la llevamos en la piel…

03

Doy gracias a la vida por haberme cruzado con él…por haber tenido la valentía y la confianza para jugarme por él. Tengo al hombre más enigmático, descifrado en apenas una charla a mi lado…un laberinto…en el cual jamás quisiera encontrar el camino indicado de salida…

Tengo un gran compañero, un excelente amante, y una persona admirable…Sin dudas es el hombre que más he amado…quien más me ha besado el alma…quien me ha rescatado…Déjame dedicarte amor mío una última frase del Maestro Sabina, del mejor poeta que hemos conocido…que sus canciones nos marcaron en tantas situaciones vividas:

“En tus sueños me desvelo, con tus alas alzo el vuelo. Tú la flor, yo el colibrí. Hoy por ti, mañana por mí…Si estás triste, yo te invento, cuatro caricias y un cuento…Y al contrario y viceversa, y en la buena y en la adversa, del derecho y del revés. Tú primero, el mundo después…Mi amor, mi cómplice y  todo, y en la calle codo a codo, somos muchos más que dos. Hoy por mí, mañana por vos.”

04



Pin It

One thought on “HISTORIAS DE SABINER@S | “Ahora que los sentidos sienten sin miedo…”

  1. Muy linda historia de amor a mi me paso algo parecido yo soy de treinta y tres Per o encontré mi amor un poco más lejos me alegro que sean muy felices Las relaciones más hermosas son aquellas que no esperabas y te sorprenden Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *