Primer concierto de Joaquín Sabina en Lima 2014

Joaquin Sabina y cia antes del concierto

Joaquin Sabina 2014 Lima 2014

Final de concierto LIMA

“Contra el olvido, el ébola y la tisis, y contra tiempos de tormenta, bienvenidos a 500 noches para una crisis”, anunció Sabina con su voz medio ronca mientras aparecía en el escenario en traje verde, con su bombín negro y la sonrisa pícara de sus grandes noches.

Durante dos hora y media, Sabina detuvo el tiempo para l@s sabiner@s que abarrotaban el Teatro Nacional.

Hacía 3 años que el público peruano no veía a Sabina en solitario. Interpretó el disco “19 días y 500 noches”, el álbum más importante de su carrera, de manera íntegra para más tarde pasar a rememorar otros de sus grandes éxitos y presentar temas nuevos de su próximo elepé (ampliaremos información).

No es casualidad que el Flaco escogiera Perú para abrir su gira, pues guarda una relación muy estrecha con Lima, de la que es un asiduo visitante desde que en 1999, el mismo año de publicación de “19 días y 500 noches”, se enamora de Jimena, una peruana que es su actual pareja y a la que considera su salvación.

“Para nosotros es muy importante interpretar el disco completo aquí en Lima. Hace 15 años estaba en un momento delicado. Luego sufrí un problema físico y más tarde conocí a una limeña que me cambió la vida para bien”, explicó Sabina en referencia a su pareja, a quien le compuso “Rosa de Lima”, tema que no faltó en la primera de sus dos presentaciones en Lima.

A sus 65 años, o “cincuenta y quince”, como dijo cuando comenzó a cantar “A mis cuarenta y diez”, Joaquín Sabina se entregó al público como si lo hiciera para sus propios amigos en una sobremesa nocturna, y se le notó disfrutar de cada acorde con la calma que da la experiencia de saber saborear los momentos lindos de la vida.

No se olvidó de su pasión rojiblanca, pues celebró el título de la Supercopa de España conseguido por el Atlético de Madrid antes de declararse simpatizante del Alianza Lima y cantar “Dieguitos y Mafaldas” acompañado de las palmas del público.

Joaquín Sabina comenzó con “Ahora que..”

Ahora que nos besamos tan despacio,

Ahora que aprendo bailes de salón,

Ahora que una pensión es un palacio,

Donde nunca falta espacio

Para más de un corazón…

Le siguió uno de sus temas más conocidos, “19 días y 500 noches”. Acorde a su popularidad, fue la canción más coreada de la noche. Por momentos, el público se olvidó saludablemente de que estaba en recinto solemne, se paró en sus butacas, todos estiraron los brazos y cantaron a voz en cuello. Las más emotivas: las chicas de las primeras filas.

Siguió con “Barbi Superstar” y “Una canción para la Magdalena” (“la más señora de todas las putas, la más puta de todas las señoras”). Fue entonces que Mara Barros, iluminó el escenario. Repitió el plato cuando, algunas canciones después, interpretó el inicio de “Y sin embargo, te quiero”….

Me lo dijeron mil veces,

mas yo nunca quise poner atención.

Cuando vinieron los llantos

ya estabas muy dentro de mi corazón.

¿El resto de la banda? Grandes músicos, con personalidad propia en el estrado La confianza de Joaquín hacia ellos se evidenció al máximo cuando el cantante dejó el escenario para que ellos interpretaran sus temas. El máximo ejemplo fue cuando el bajista Pancho Varona hiciera suyo “Con la frente marchita”.

¿Será la última gira de Sabina? No lo dijo ayer, cuando se empeñó solo en alegrar a quienes lo fueron a ver, a agradecer a la vida por haber conocido a Jimena Coronado, la novia peruana que “tiene un master en desengaños” y que lo salvó del remolino oscuro de los excesos, a hacer que los limeños se olvidaran del cielo gris y llenaran de alegría la ciudad.



Fernando Gimeno, EFE | elcomercio.pe

Pin It

2 thoughts on “Primer concierto de Joaquín Sabina en Lima 2014

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *